Máquinas de tatuar: del pasado al presente. Destacado

Hasta la llegada de las primeras máquinas de tatuar, los tatuajes se creaban con espinas de pescado, dientes de tiburón o incluso con pequeños huesos, estos atados en un palo se golpeaban con otra madera produciendo un sonido parecido a tau, tau, tau y este sonido dio origen a la palabra tatuaje.

Todo esto formo parte de la historia (en casi todo el mundo) con la llegada de la primera máquina de tatuar eléctrica, inventada y patentada el 8 de diciembre de 1891 por un tatuador de Nueva York llamado Samuel O´Reilly, este desarrollo no partía de cero, puesto que fue diseñada a partir de la pluma eléctrica de Thomas Edison, patentada en 1876 cuyo objetivo era diferente; un prototipo de rotativa que hoy seguimos usando, pero que este inteligente tatuador, añadiendo algunas reformas para quitarle peso y hacerla más eficiente, acoplándole un depósito de tinta en la punta del cañón y modificando la situación del pequeño motor (reduciendo con ello fatiga en la mano) consiguió crear la primera maquina que supondría una revolución en el mundo del tatuaje, y que ofrecería mejores resultados junto a una mayor rapidez a la hora de cubrir pieles.
Hay que tener en cuenta que hasta entonces los tatuajes se realizaban a mano. Desde aquel entonces, se ha creado una larga lista de dispositivos mecánicos e inventos, inspirados por otros aparatos como taladros dentales, maquinas de costura, teléfonos, dispositivos perforadores, etc.

 

Otros personajes influyentes por su participación


  • Charles Wagner, que mejoró el modelo incorporando las bobinas gemelas.
  • Un estadounidense llamado Percy Waters propietario posiblemente de una de las mayores empresas especializadas en suministros de tatuaje comercializó por todo el mundo (fabricó y diseñó más de catorce estilos distintos ).
  • Carol Nightingale da otro paso importante en los setenta, con sus máquinas ajustables que aunque no tuvieron éxito abrió nuevas posibilidades de diseño y estableció gran parte de los estándares actuales para las maquinas En la actualidad las máquinas de dos bobinas han quedado prácticamente en el olvido y las máquinas modernas utilizan bobinas eléctricas o incluso de aire comprimido (idea curiosamente basada en otra patente de Thomas Edison “The Edison Pneumatic Stencil”) todas ellas con una misma base,que es empujar la tinta e introducirla en la piel.

También es importante comentar que desde aquella primera máquina gracias a la investigación y la colaboración se ha evolucionado mucho desde características para su uso:
- Como los posibles ajustes en profundidad, fuerza y velocidad ha la posibilidad de ser desmontadas para su limpieza.
- Los materiales con los que están compuestas (hierro, acero, latón, baquelita, cobre, berilio, aluminio,...)
- Las tintas de tatuaje que se emplean cuya característica transformar la corriente eléctrica de un motor de movimiento rotatorio a uno lineal.

Estas entre otras características que se han ido mejorando hacen que exista cada vez una mayor gama de posibilidades para descubrir y aplicar.

Quien sabe como continuará la evolución de esta útil herramienta de arte corporal y que nos deparará en un futuro cercano ¿ láser, impresoras 3D...?